Dónde Comprar babyled®

Actualidad: BabyLed Sistema de Seguridad Vial Infantil. ​Mitos y realidades sobre los sistemas de seguridad vial infantil

Volver
BabyLed Sistema de Seguridad Vial Infantil

Mitos y realidades sobre los sistemas de seguridad vial infantil

A veces el incumplimiento de la legalidad se realiza por cualquier tipo de información errónea que circula de boca en boca. En este artículo te enumeramos mitos y realidades para que conozcas la verdad en todo momento.

Hay cosas que se dicen y sencillamente no son ciertas. Pero están tan instauradas en la mentalidad de la gente que resulta casi imposible hacer creer que son de otra manera.

En el caso los sistemas de retención infantil existen mitos que hacen creer a las personas que su uso únicamente atiende a una imposición legal. Desde información que banaliza los daños que pueden sufrir los menores al volante a la ineficacia de estos sistemas.

No te fíes. En este caso la imposición legal tiene una razón, y es hacer primar la seguridad de tus hijos en el vehículo. No escatimes esfuerzos en asegurar la integridad de tus hijos.

A continuación enumeramos y desarmamos alguno de estos mitos.

“El niño va más seguro en los brazos de su madre”.

La realidad indica que aún en el en caso de un choque a baja velocidad el adulto no puede evitar ser desplazado de su asiento, y tendrá la inevitable tendencia a abrir sus brazos para sostenerse en el lugar.

Además, la fuerza que se genera en un choque a 50 Km/h equivale a la caída de un cuarto piso. ¿Crees que se podría amortiguar la caída de alguien de un cuarto piso con los brazos?

“Los niños no soportan viajar atados en trayectos largos.”

Los niños pequeños se habitúan con facilidad y viajan más cómodos en sus sillas de retención infantil, debidamente ajustados con el cinturón de seguridad.

La única condición es, en caso de viajes largos, se hagan paradas cada 2 horas para que los niños tengan oportunidad de moverse un poco.

“El cinturón de seguridad no es cómodo para los niños”.

Todos los asientos actuales están diseñados para brindar el máximo confort para grandes y pequeños y las silletas brindan especiales condiciones de comodidad: tienen apoyos laterales, los niños viajan sobreelevados y pueden ver más a su alrededor, sus piernitas descansan sobre formas adaptadas, etc.

“Los sistemas de retención infantil como las sillas son caros y se usan poco tiempo”

Si bien es cierto que hay que hacer un gasto extra, cualquier lesión grave acarrea más gastos, por no mencionar que proteger la vida de tu hijo no es algo sobre lo que haya que escatimar a la hora de gastar dinero.

No obstante, la obligatoriedad de llevar este tipo de sistemas dura hasta que el niño tiene 12 años o mide más de 1,35 m. Por tanto, eso de que se usan poco tiempo tiene mucho de mito y nada de verdad.

Se puede ahorrar en muchas cosas, pero nunca se debería hacer en algo en lo que además nos obliga la ley.

BabyLed no es un mito. BabyLed funciona.

BabyLed es el complemento perfecto a los sistemas de retención infantil que hemos mencionado en el artículo. Su uso no sólo asegura el uso adecuado de la sillita de retención infantil para el coche. Va más allá.

Pones la alfombrilla en el asiento del niño, colocas el triángulo con leds que se adhiere en la parte trasera del vehículo. Cuando apoyas al niño en la silla, el triángulo se enciende y así se queda mientras permanezca allí, totalmente visible tanto de día como de noche.

BabyLed, a través de su señal lumínica, proporciona al conductor información en tiempo real de la existencia de un bebé o niño en el vehículo y, por tanto, de la precaución que debe llevar en su conducción.

Con la seguridad de hijos no te la juegues, usa BabyLed.

18 ene 2016
© 2018 BABYLED® ● Diseño: MediaelxNota legalPrivacidadMapa Web