Dónde Comprar babyled®

Actualidad: BabyLed Seguridad Niños en Coche. Consejos a la hora de comprar una silla de seguridad infantil

Volver
BabyLed Seguridad Niños en Coche

Consejos a la hora de comprar una silla de seguridad infantil

Los niños son los viajeros más frágiles dentro del vehículo. Por ello, debemos asegurarnos de que su seguridad queda totalmente garantizada. En este artículo te damos unos consejos prácticos para elegir la silla de seguridad para tu hijo.

Cuando viajamos en familia dentro del coche, aunque no lo sintamos, estamos desplazándonos a la misma velocidad que el vehículo y al unísono con él. En caso de una detención brusca, todo lo que no se encuentra sujeto dentro del coche seguirá su inercia hacia adelante y sólo se detendrá cuando choque contra algo.

Todos los conductores hemos experimentado esto al volante durante una frenada algo fuerte. Entonces, la cartera que viajaba apoyada sobre el asiento se cae o la bolsa con las bebidas que habíamos comprado se vuelca.

Explicar esto debiera bastar para contarte por qué es necesario usar sistemas de retención infantil si se viaja con niños. En este artículo te aportamos algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de comprar la silla de seguridad más adecuada para tu hijo.

1. Anclaje isofix

Isofix es un sistema de sujeción especial que fija las sillas de seguridad infantil al automóvil. En los coches que incorporan este sistema, la silla se ancla al chasis en dos puntos rígidos atornillados a la carrocería, pudiendo anclarse también a un tercer punto que puede ser un anclaje superior (top tether o cinturón que sujeta la silla por detrás del asiento del vehículo), o una pata de apoyo entre la base de la silla y el suelo.

El sistema Isofix se está imponiendo en el mercado gracias a su buena respuesta en los ensayos de seguridad y a la facilidad de instalación en el coche. Su mayor pega es que sólo puede usarse en coches preparados para recibirlo; ni siquiera todas las sillas Isofix sirven para todos los coches con sistema Isofix.

Como norma general, las sillas de coche infantiles con el sistema de anclaje Isofix suelen ser las más seguras. Puesto que no todos los coches disponen de los enganches Isofix, deberás verificar previamente si tu automóvil dispone de ellos.

2. Mejor si la silla abarca uno o dos grupos de peso.

Las sillas de seguridad infantil enfocadas en 1 o 2 grupos de peso suelen dar mejores resultados en los test de control.

Las sillas de coche infantiles se dividen en grupos en función del rango de pesos para el cual han sido diseñadas: Grupo 0, Grupo 0+, Grupo 1, Grupo 2 y Grupo 3.

Generalmente las pruebas de seguridad suelen mostrar en que las sillas que abarcan uno o dos grupos protegen mejor al niño o bebé.

Sin embargo, también es conveniente saber que los modelos que abarcan más de dos grupos suelen salir mal parados en los ensayos y crash-tests de impacto lateral y frontal.

3. Comprueba que la silla infantil esté homologada.

Se reconoce la homologación por un distintivo de color naranja, cosido en uno de los arneses. En él aparece, en este orden:

    ·El nombre del fabricante y el modelo de silla

    ·La normativa de homologación ECE R-44/04

    ·La categoría del dispositivo (universal, si es válido para cualquier vehículo; semiuniversal o específico)

    ·El grupo de peso del niño

    ·La letra y el número del país donde se ha realizado la homologación (para España, el distintivo es el E4)

    ·El número de serie y de homologación.

Para conseguirla, los sistemas de retención infantil pasan una serie de ensayos que ponen a prueba, entre otras cosas, su efectividad en caso de choque. Estas pruebas dinámicas se efectúan con muñecos (dummies) correspondientes a las masas máxima y mínima del grupo que se homologa. Se observa cómo el cuerpo del muñeco se comporta en caso de colisión para deducir cuáles serían las consecuencias del impacto si quien viajara fuera el niño, en lugar del prototipo.

En un mismo accidente, las lesiones de los menores son más graves que las de un adulto. Aunque por su configuración esquelética más flexible el cuerpo del pequeño responde mejor a las fracturas, tiene más posibilidades de padecer hemorragias internas (puesto que sus órganos vitales se desprenden con más facilidad) y lesiones medulares (las vértebras que sujetan la cabeza son poco sólidas hasta los 3 ó 4 años). De igual modo, su cabeza tiene una desproporción de peso con respecto al cuerpo. Por este motivo, es posible que una misma colisión cause un latigazo cervical en una persona mayor, mientras que en un niño el impacto se salde con daños neurológicos mayores.

4. Mucho cuidado con las sillas usadas.

No se recomienda adquirir sillas de segunda mano sin conocer sus antecedentes. Si ya ha sufrido una colisión, la silla puede dejar de garantizar el nivel de seguridad que tenía originalmente.

Del mismo modo, no dudes en reemplazar la silla de seguridad por una nueva en caso de que hubiera estado expuesta a tensiones violentas tras un accidente de coche.

Además, ten cuidado con las sillas heredadas. Revisa que estén en perfectas condiciones de uso.

5. Garantiza la seguridad de los niños en el coche con BabyLED

BabyLed es el mejor complemento a los sistemas de retención infantil de los que hemos hablado en el artículo.

BabyLed consiste en un dispositivo de iluminación led que se mantiene encendido, tanto de día como de noche, mientras un niño va sentado en su silla de retención infantil. Cuando el niño se sienta en la silla, ejerce peso sobre la alfombrilla y automáticamente se enciende el dispositivo que permanece así hasta que el niño es retirado.

Esta luz ejerce una motivación psicológica en los conductores para conseguir que lleven más cuidado a la hora de circular y disminuya así el número de muertes infantiles en accidentes de tráfico.

Compra BabyLed, y protege a quien más quieres.

9 ene 2016
© 2018 BABYLED® ● Diseño: MediaelxNota legalPrivacidadMapa Web