Dónde Comprar babyled®

Actualidad: BabyLed Regalos Recién Nacido. 10 estrategias para preservar la seguridad vial de los niños en las carreteras

Volver
BabyLed Ideas Regalo Recién Nacido

10 estrategias para preservar la seguridad vial de los niños en las carreteras

El pasado año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un valioso documento llamado “10 Estrategias para preservar la seguridad de los niños en las carreteras”. En este artículo te resumimos su contenido. Porque no hay que escatimar esfuerzos en proteger a quién más quieres.

La importancia de controlar la seguridad vial y legislar para evitar miles de muertes de niños al año es algo sobre lo que en España estamos plenamente concienciados. Evidentemente el contenido de este informe a menudo hace referencia a países en donde no existe el marco legal que sí que existe en España, cuyo cumplimiento protege en amplia medida a los niños.

No obstante, no está de más lo que una importante institución como la OMS destaca a este respecto. Según la OMS, si todos los países aplicaran estas diez estrategias para proteger a los niños en la carretera se podrían salvar en todo el mundo hasta 5 millones de vidas.

Los aspectos mencionados por la OMS en su documento son los siguientes:

1. Control de la velocidad.

La reducción de la velocidad de los vehículos es primordial para proteger a los niños en las carreteras. Por ello, hay que establecer y hacer respetar límites de velocidad apropiados en función de cada tipo de vía.

2. Prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol.

Uno de los principales riesgos para los niños como peatones, ciclistas y pasajeros en vehículos es estar presentes en accidentes en los que la conducción bajo los efectos del alcohol juega un papel crítico.

El documento pide, por tanto, hacer respetar los límites de alcoholemia, así como realizar controles aleatorios. También se pide que se apliquen sanciones adecuadas que sirvan para disuadir a los conductores de lo inapropiado de combinar alcohol y volante.

3. Uso del casco por parte de los ciclistas y motociclistas.

Para los niños, el uso del casco es la estrategia individual más eficaz para reducir el riesgo de traumatismo craneal cuando conducen bicicletas o motocicletas. Hay que imponer y hacer cumplir las normas sobre el uso del casco a los motociclistas.

4. Protección de los niños en los vehículos.

Hay que imponer y aplicar leyes sobre dispositivos de seguridad para niños en todos los vehículos privados. En este importante aspecto el documento hace hincapié en:

-Introducir criterios reconocidos internacionalmente en la fabricación de dispositivos de protección para niños.

-Velar por la disponibilidad y asequibilidad de esos dispositivos para quienes los necesiten.

-Obligar a los fabricantes de vehículos a equipar todos los vehículos privados con amarres directos para asientos de accidente de tránsito niños, por ejemplo, sistemas de anclaje ISOFIX para fijar los dispositivos de protección en su lugar.

-Promover planes de préstamos para la adquisición de dispositivos e informar a las familias sobre el uso de los mismos.

5. Mejorar la vista y la visibilidad de los niños.

En este punto el informe habla de aspectos que se podrían mejorar como los colores de la ropa que llevan los niños al colegio, el uso de cintas retrorreflectantes en la ropa o mochilas, u otras acciones como acompañar a los niños en las rutas a pie donde haya que cruzar vías. También se hace hincapié en el uso de luces en los vehículos, incluso durante el día.

6. Mejora de la infraestructura vial.

El informe destaca la instalación de elementos que faciliten el tránsito de peatones en vías con mucho tráfico de vehículos. Desde semáforos a cruces o pasos elevados. También menciona cuidar la iluminación, establecer zonas de seguridad escolar, o delimitar las áreas recreativas para niños en lugares alejados de cualquier tipo de vía donde circulen vehículos.

7. Adaptación del diseño de los vehículos.

Según el documento hay que exigir la instalación de zonas de absorción de impactos en los vehículos para proteger a los pasajeros en caso de accidente; rediseñar las partes frontales de los vehículos con el fin de hacerlos menos peligrosos para los peatones; equipar los vehículos con cámaras y alarmas sonoras que puedan detectar objetos pequeños perdidos a través del espejo retrovisor; instalar sistemas bloqueo por detección de alcohol en los vehículos de personas condenadas por conducir bajo los efectos del alcohol.

8. Reducción de los riesgos para los conductores jóvenes.

En los lugares en que existen programas de obtención gradual del carnet de conducir, los accidentes de tránsito entre este grupo han disminuido en un 46%. Entonces, habría que reducir los niveles de alcohol en sangre para los conductores novatos; conducir junto a un adulto responsable durante un período de tiempo estipulado de aprendizaje; restringir la conducción por la noche y el número de pasajeros acompañantes; insistir en la tolerancia cero frente a cualquier falta de tránsito, incluidos el uso de dispositivos móviles durante la conducción.

9. Proporcionar la atención adecuada a los niños con traumatismo.

En este punto incide en la formación de cuidadores y maestros para estabilizar de forma segura e inmediata a niños que sufran traumatismos. También en aspectos como incidir en los profesionales médicos sobre las diferencias fisiológicas entre niños y adultos, o mejorar la rehabilitación y atención psicológica tras los accidentes.

10. Vigilar a los niños en las proximidades de las carreteras.

Si bien las estrategias anteriores requieren desembolso económico (de ahí la dificultad de introducirlas en los países en desarrollo), en esta ocasión se apela a la atención por parte de los padres y los cuidadores para que no pierdan de vista a los niños. Además, ellos también son responsables de velar por la aplicación de algunas medidas anteriores (uso del casco, sistemas de retención...) y reclamar a las autoridades.

BabyLed, nuestro granito de arena para salvar la vida de quien más nos importa.

Este informe de la OMS, como ya hemos mencionado, hace referencia a aspectos que afortunadamente las leyes españolas garantizan con bastante éxito. No obstante, no está de más tenerlas en cuenta, y en la medida de lo posible ir más allá.

Y eso es lo que hace BabyLed, va más allá de la protección que suele hacerse para proteger a los bebés y niños cuando vamos al volante. Es, además, un regalo perfecto para parejas que van a tener un hijo, ya que su uso puede realizarse desde los 0 a los 13 años.

BabyLed es el complemento perfecto para cualquier sillita de retención infantil. BabyLed consta de una alfombrilla que se sitúa en el asiento del bebé, y de un triángulo con leds que se adhiere mediante un adhesivo de silicona removible a la parte trasera del vehículo. Siempre que la alfombra detecte la presencia del niño, el triángulo permanecerá encendido en la parte trasera del vehículo, esté parado o en marcha, sirviendo de advertencia al resto de conductores.

Porque no hay que escatimar esfuerzos en proteger a quien más quieres.

13 ene 2016
© 2018 BABYLED® ● Diseño: MediaelxNota legalPrivacidadMapa Web